Participa en Mundoregio

Chistes y buen humor en Mundoregio.com

MUY pelado

Va una señora muy apurada y acongojada con su ginecólogo. Luego de pasar a su consultorio, la mujere le dice entre sollozos:

- ¡Hay doctor! Necesito que me atienda de urgencia...

- ¿Qué le pasa señora? -responde el médico-, me asusta la manera en la que me lo dice.

- Hay doctor -contesta ella-, es que también me da mucha pena...

- Señora, no se preocupe. Soy su doctor desde hace años y no hay nada que temer.

La señora, sin esperar a que el médico se lo diga, va y se desnuda junto al reclinatorio, se tiende sobre él y señalando su entrepierna, le dice al galeno:

- Siento algo horrible allí adentro
¡Sáquemelo!

El doctor, sumamente sorprendido por la actitud y la manera de proceder de su paciente, toma sus utensilios de trabajo e inicia la exploración. Cuál no sería su sorpresa al examinar el interior de la zona señalada ¡Ve que una cucaracha VIVA anida en las profundidades de su clienta!

- Señora, -dice el galeno apesadumbrado y sorprendido- esto es tremendo y horrible. No sé cómo decírselo.

- Dígamelo, doctor ¡Por favor!

- Tiene Usted una cucaracha en su vagina

- ¡AAAAAAAAAAAARRRRRRGH! ¡Sáquemela!

- No se apure, eso mismo es lo que voy a hacer ahora.

Con unas pinzas médicas, el ginecólogo intenta tomar a la cucaracha, pero ésta, moviendo velozmente las patitas, logra arrojar lejos el instrumento.
El médico, perplejo, intenta reanudar el procedimiento con unas pinzas más grandes, pero la cucaracha vuelve a patalear y, esta vez, rompe el instrumento.

"Desgraciada cucaracha", piensa el médico mientras que saca unas pinzas automotrices.

- ¿Qué hace doctor, -pregunta asustada su paciente-.

- No se preocupe señora, ahorita se arregla esto.

El médico introduce las pinzas y logra atrapar a la cucaracha, pero ésta forcejea con él y luego de una corta batalla, las pinzas quedan totalmente inutilizadas.

Realmente enojado, el médico toma una última descisión: se desabrocha el pantalón, se baja los pantalones y se ubica estratégicamente en la entrepierna de la paciente.

- ¿pero qué esta haciendo doctor? -pregunta ella escandalizada-.

- Señora -responde él- no pude sacársela, pero eso sí ¡Se la voy a ahogar!

(Es más largo, pero aquí tuve que abreviar...)


Comentarios

Utilizando Disqus

Eventos y conciertos

Síguenos en Facebook