Participa en Mundoregio

Clásico 94



Por Crítico de Pasillo

El peor preludio que éste Clásico pudo haber tenido fue que ambos equipos llegaran a él con sendas derrotas a cuestas.

Después de haber presenciado los peores 45 minutos de Tigres desde que Ferretti tomó al equipo, no tenemos más que una gran incógnita acerca del posible accionar del equipo amarillo hacia el próximo cotejo. Lo más preocupante es que el Tigres ordenado y poseedor del balón del que hemos venido hablando todo el torneo, desapareció por completo en el segundo tiempo contra Morelia, en un síntoma atípico y que no sabemos que afectación vaya a tener para el próximo Clásico 94.

Por el lado del plantel, Tigres recupera a Lobos y a Toledo, lo cual representa para muchos la explicación del mal accionar que tuvo Tigres ante Monarcas, y es precisamente ahí donde ponen sus esperanzas, ya que el capitán felino es quien había dado el extra en los últimos partidos, echándose el equipo al hombro a la ofensiva y anotando los goles importantes.

Por el otro lado, el equipo de Monterrey no puede llegar peor a este partido, ya que aún que tomó algo de oxígeno por la victoria contra Tecos con cuadro alternativo y se encuentran todavía en zona clara de clasificación, este fin de semana fueron noqueados de regreso a la senda de la irregularidad con un dolorosísimo 3-0 en contra que les propinó el América en su propia casa.

En fechas recientes, hemos notado que el accionar del plantel blanquiazul a la ofensiva ha dejado de ser aquel de torneos anteriores. Hoy los delanteros no se conectan entre sí y hay una falta inexplicable de gol. A mi entender y en mi muy particular punto de vista, gran parte del problema se debe a la ausencia de Aldo DeNigris en la oncena titular, lo cual ha contribuido también a una baja de juego enorme en Humberto Suazo, con quien hacía una dupla de miedo en el ataque del Monterrey.

Rayados llegará sin sus seleccionados panamericanos al Universitario; Darvin, Mier y Zavala, además de Aldo DeNigris por lesión, pero recuperan a Lucho Pérez, después de cumplir 3 partidos de suspensión.

El equipo de Vuce tiene un compromiso este martes contra Seattle en el último partido de la primera fase de la Concachampions, el cual tienen que ganar para seguir vivos en la competencia. Para muchos, este partido debería haberse perdido por default, debiendo el Monterrey haber estado ya calificados para la siguiente ronda, pero la realidad ha sido otra.

De cualquier forma, Monterrey tiene plantel para suplir las ausencias panamericanas, aunque es de esperarse ver en los jugadores que jueguen ante Seattle, una merma en el aspecto físico durante el segundo tiempo el Sábado próximo en el volcán.

Se vislumbra un partido cerrado, como los últimos dos clásicos y como casi todos los partidos de Tigres en el torneo, en donde se verán pocos goles y el que triunfe lo hará por la mínima diferencia.

¿Podrán los Tigres sacar ventaja por el cansancio y las ausencias con las que llega el Monterrey al partido?

¿Anotará Lobos el único gol de Tigres o mancillará Mancilla?

¿Sabrá Tigres cuidar un marcador a favor por la mínima diferencia?

¿O le volverán a sacar el partido en los últimos minutos?

Twitter: @criticodpasillo



Comentarios

Utilizando Disqus

Eventos y conciertos

Síguenos en Facebook